7 ejercicios de manos para tratar el dolor por la artritis

Manos dolorosas

La artritis desgasta el cartílago de una articulación, que es el material de amortiguación entre los huesos.

Esto puede causar inflamación e irritación del revestimiento sinovial, que produce el líquido sinovial que ayuda a proteger y lubricar la articulación.

Cuando la artritis afecta a las articulaciones de las manos, puede causar dolor y rigidez. Ese dolor puede empeorar cuando se usa mucho la mano para tareas repetitivas.

Por ejemplo, escribir en el teclado de un ordenador o agarrar utensilios en la cocina puede causar molestias. También puede perder fuerza en las manos.

La debilidad de las manos puede dificultar la realización de las tareas diarias más sencillas, como abrir frascos.

Tratamiento de artritis en las manos

Hay algunas opciones medicinales para tratar la artritis de la mano.

Puede tomar medicamentos orales para aliviar el dolor. También puede recibir inyecciones de esteroides en sus articulaciones, y entablillar sus manos para darles soporte.

Si estas opciones no funcionan, es posible que deba someterse a una cirugía para reparar la articulación dañada.

También hay muchos tratamientos caseros que puede utilizar para reducir el dolor y la discapacidad de la artritis.

Una forma fácil y no invasiva de mantener las articulaciones flexibles, mejorar la amplitud de movimiento y aliviar el dolor de la artritis es hacer ejercicios de mano.

Los ejercicios de la mano pueden ayudar a fortalecer los músculos que soportan las articulaciones de la mano. Esto puede ayudar a realizar los movimientos de la mano con menos molestias.

El movimiento también puede ayudar a mantener los ligamentos y tendones flexibles, lo que puede ayudar a mejorar el rango de movimiento y la función de la mano.

Por último, el ejercicio puede aumentar la producción de líquido sinovial, lo que también puede mejorar la función de la articulación.

Ejercicio #1: Cerrar el puño

Puedes hacer este fácil ejercicio en cualquier lugar y en cualquier momento en que tu mano se sienta rígida.

  1. Empieza por sacar la mano con todos los dedos rectos.
  2. Luego, dobla lentamente la mano en un puño, colocando el pulgar en la parte exterior de la mano. Sea suave, no apriete la mano.
  3. Abre la mano hasta que tus dedos vuelvan a estar rectos.

Haz el ejercicio 10 veces con la mano izquierda. Luego repite toda la secuencia con la mano derecha.

Ejercicio #2: Doblar los dedos

  1. Empieza en la misma posición que en el último ejercicio, con la mano izquierda levantada.
  2. Dobla el pulgar hacia abajo, hacia la palma de la mano. Sosténgalo por un par de segundos.
  3. Vuelva a enderezar el pulgar.
  4. A continuación, doble el dedo índice hacia abajo, en dirección a la palma de la mano. Sosténgalo por un par de segundos. Luego enderécelo.

Ejercicio #3: Doblar el pulgar

  1. Primero, mantenga su mano izquierda con todos los dedos estirados.
  2. Dobla el pulgar hacia adentro, hacia la palma de la mano.
  3. Estira la parte inferior del dedo meñique con el pulgar. Si no puedes alcanzar el meñique, no te preocupes. Sólo estira el pulgar lo más que puedas.
  4. Mantén la posición durante uno o dos segundos, y luego vuelve a poner el pulgar en la posición inicial.

Repita 10 veces. Luego haga el ejercicio con la mano derecha.

Ejercicio #4: Haz una ‘O’

Empieza con la mano izquierda extendida y los dedos rectos.

  1. Curva todos los dedos hacia adentro hasta que se toquen. Tus dedos deben tener la forma de una “O”.
  2. Mantén esta posición durante unos segundos. Luego vuelve a enderezar los dedos.

Repita este ejercicio varias veces al día en cada mano. Puede hacer este estiramiento siempre que sienta dolor o rigidez en las manos.

Ejercicio #5: Pulgar arriba

  1. Coloque la mano con el dedo pulgar hacia arriba.
  2. Manteniendo el pulgar en la misma posición, dobla los otros cuatro dedos hacia adentro hasta que tu mano haga una forma de “L”.
  3. Sosténgalo por un par de segundos, y luego enderece los dedos para volver a la posición inicial.

Repite 10 veces, y luego haz la misma secuencia en la mano derecha.

Ejercicio #6: Levantar el dedo

Ponga su mano izquierda sobre una mesa, con la palma hacia abajo.

  1. Comenzando con el pulgar, levante cada dedo lentamente de la mesa uno a uno.
  2. Sostenga cada dedo por un segundo o dos, y luego bájelo.
  3. Haga el mismo ejercicio con cada dedo de la mano izquierda.

Cuando termines con la mano izquierda, repite toda la secuencia con la mano derecha.

Ejercicio #7: Estiramiento de muñeca

manos

No te olvides de tus muñecas, que también pueden ponerse doloridas y rígidas por la artritis.

  1. Para ejercitar la muñeca, mantenga el brazo derecho extendido con la palma hacia abajo.
  2. Con la mano izquierda, presione suavemente la mano derecha hasta que sienta un estiramiento en la muñeca y el brazo.
  3. Mantenga la posición durante unos segundos.

Repita 10 veces. Luego, haga toda la secuencia con la mano izquierda.

Haga estos ejercicios parte de su rutina diaria para obtener los mejores resultados.

Hable con su médico si le resulta difícil hacer estos ejercicios. El médico puede recomendarle ejercicios más específicos u otros tratamientos para aliviar el dolor.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar